Help us grow!

martes, 19 de octubre de 2010

Obras Macabro

“Confesión Burénkana”

No hay excusas,
que sosiegan la humillación
de decir que eres de un país y en el pasaporte diga otro.

Las vanguardias llegan lánguidas y usadas.
y los artistas se pudren en drogas y cheques;
sus músicos se cansan de tocar.

Las palabras se repiten;
el post-modernismo te las saca de la misma cabeza que te cuelga,
a merced de un tiro o una jeringuilla armada.

Hay muchos corazones rotos, violados, maltratados por otras víctimas.

El Gobierno no ejecuta acción para su consuelo,
nos mantienen vivos para llevarnos al matadero.

Fortuño no tiene la culpa, ese cadáver es cómplice,
actor inverosímil de la libertad y la verdad.

Nuestros fantasmas, no tienen sus tumbas.

No hay universidades ni escuelas que llenen sus mausoleos con flores;
ideas que renacen en epidemias farsantes.

Yo maté a Albizu, porque daba pena verlo en mi vientre;
dormido, acostumbrado al azúcar, tabaco y café.

Risueño como el niño de la Providencia;
lleno de parasitos oníricos, de sanguijuelas artísticas.

Yo maté a Hostos, porque preguntó cuándo llegaríamos
y aun no tenia la respuesta.

No tengo educación para decirle,
que aun me prostituyo,
y que lo tuve para recibir los cupones.

------------------------------------

“Cobre Sordo”

Lloré tu muerte en este octubre de cobre,
refugiándome en las ondeadas de su pelo en el primer orgasmo en tu nombre, con la despedida de aquel imperfecto.
Demonio de pelo hirsuto, de lengua de hule bisexo secreto inyectado al vacío que se mezcla con todo su precio.
El día en que mueras estaré a tu lado, agarrando tu bandera, apretándotela en las manos Ya te perdí en versos. ¿Trascenderemos así los cuerpos?
Entre tus labios partidos me meso como si fuese una hormiga en azúcar, en en columpio de baba y girasoles que anudan sin mi cordura.
Prefiero el almidón para los sueños que pido y azafranes de ofrenda para el día en que se cumpla Pequeños humanos somos, en las calderas de las brujas, aquellas que venden al capitalismo su alma.
Y en esas aguas atisbadas nos penetramos hasta crear esa poción correcta, El modem se ha consumido y es tu mirada mía, o mejor dicho, pediste que te mirara.
Lloré porque germinó, entre las trompas de mi estéril corazón, un destello de aura, un retoño de algas que me gesta con su voz.
Y yo sé que en este mundo, con su velocidad de kobra, con su voluntad sorda, no hay espacio para más, sin embargo me abstengo para siempre de olvidar.


-Gaviota Negra (otoño 2010).

LLego el dia!

domingo, 12 de septiembre de 2010

sábado, 11 de septiembre de 2010

lunes, 6 de septiembre de 2010

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores